Semáforo legal

Sociedades Irregulares

Sociedades Irregulares

Todas las sociedades deben cumplir con ciertos lineamientos señalados por la Ley General de Sociedades Mercantiles (LGSM). Entre estos requisitos, destaca que las sociedades se encuentren formalizadas mediante escritura pública ante fedatario público e inscribirse en el Registro Público del Comercio. Cuando se cumplen con estos requisitos, nos encontramos ante una sociedad regular. Caso contrario, cuando una sociedad no está formalmente inscrita en el Registro Público del Comercio y se ha desarrollado como tal ante terceros, estamos ante una sociedad irregular.

Ahora bien, que una sociedad sea irregular, no significa que no tenga responsabilidad ante terceros de conformidad con el penúltimo párrafo del artículo 2o. de la LGSM, en el cual se establece: “Los que realicen actos jurídicos como representantes o mandatarios de una sociedad irregular, responderán del cumplimiento de los mismos frente a terceros, subsidiaria, solidaria e ilimitadamente, sin perjuicio de la responsabilidad penal, en que hubiere incurrido, cuando los terceros resultaren perjudicados.”

Finalmente, es importante señalar que, si se tiene una relación comercial o de cualquier otra índole con una sociedad irregular, es fundamental demostrar que esta sociedad ha actuado como una sociedad legal ante terceros. Para esto, es importante contar con evidencia que establezca que se han realizado evidencias sólidas, como lo es firmar contratos o realizar transacciones comerciales en nombre de la sociedad.

En conclusión, cuando se alega la existencia de una sociedad irregular, se deben aportar pruebas de que ha actuado como tal frente a terceros.


IDC. (19 de Marzo de 2024). Obtenido de ¿Qué es una sociedad irregular?: https://idconline.mx/corporativo/2024/03/18/sociedad-irregular-cuales-son-sus-consecuencias-legales-y-como-acreditar-su-existencia